Australia sufre una de las peores inundaciones debido a las torrenciales lluvias que azotan al país desde hace algunos días. La situación ha provocado evacuaciones masivas y los servicios de emergencia han ordenado a los habitantes de las zonas bajas que acudan a refugios porque sus vidas pueden correr peligro en Nueva Gales del Sur. En dicho estado se han visto miles de arañas y otros insectos tratando de huir de las inundaciones. Los residentes han estado compartiendo fotografías y videos que muestran a hordas de arácnidos buscando refugio a causa del clima extremo.

Melanie Williams, residente de Macksville, también se sorprendió por un enjambre de arañas que trepaban por la pared exterior del garaje de su vecino, huyendo hacia un terreno más alto. “Soy una aracnofóbica desde hace mucho tiempo, así que espero que hayan regresado de donde sea que vinieron. De vez en cuando veo arañas por el lugar, pero nunca algo así, era una locura. Casi me da un infarto, había literalmente miles de ellas y según mi vecino había el doble adentro”, dijo la mujer a ABC News Australia.

Millones de arañas descendieron del cielo en la región de las mesetas del sur, cubriendo el campo con sus telas. ?Volaban por el cielo y luego veíamos sus telarañas caer, casi como si estuviera nevando, narró un residente de la localidad, Keith Basterfield, al Goulburn Post.

Aunque muchos informes de prensa las han llamado bebés, las arañas, en realidad, eran adultas muy pequeñas, a las que se les dice tejedoras o arañas del dinero, según Robb Bennett, investigador asociado en entomología en el Museo Real de Columbia Británica en Victoria.

No está claro qué es lo que lleva a estas arañas a las alturas, en lo que también se ha denominado eventos de ascenso en masa, indica Bennett.

Pero una vez que sucede, millones de esos insectos se arrastran a los puntos más altos de su hábitat ?digamos el poste de una cerca, o una planta alta? y envían hilos de seda que les permiten elevarse con las corrientes de aire.

Es un efecto de paracaídas inverso van desde el suelo a lo alto, dijo Bennett. Es alucinante.

La mayor parte de este plancton aéreo va a morir durante el viaje, devorado por los depredadores o por las duras condiciones climáticas. Sin embargo, sólo una pequeña fracción necesita sobrevivir para instalarse en su nuevo hogar.

Fuente: Milenio.com; ngenespanol.com.

Necesitas ayuda? Chatea con nosotros