De esta sencilla manera puedes eliminar la cochinilla algodonosa utilizando ajo de forma natural

La cochinilla algodonosa es una de las plagas más comunes y de las más agresivas que podemos tener en nuestros árboles frutales. Es un tipo de insecto ovalado de colores claros y una cubierta de seda que hace la característica algodonosa. Es una de las plagas más agresivas de los huertos

¿Cuáles son las características de la cochinilla algodonosa?

Es importante destacar que la cochinilla algodonosa cuenta con varias especies entre las que se encuentran la cochinilla de los cítricos o cotoner (Panococcus citri), la cochinilla del tomate (Pseudoococcus viburni ant. P. affinis) y la cochinilla de cola larga (Pseudococcus longispinus). Todas y cada una de ellas son sumamente agresivas y pueden estar en diversos árboles frutales.

 Los huevos se depositan en ovisacos algodonosos que suelen propagarse fácilmente a través de los trabajadores y se introduce en las estructuras de los invernaderos. Entre la hembra y el macho existe una gran diferencia; las hembras están cubiertas de hilos cerosos de color blanco y los machos son avispas pequeñas. 

¿Cuánto puede vivir la cochinilla algodonosa?

De acuerdo a la información presentada la cochinilla algodonosa suele vivir en condiciones cálidas y las hembras suelen poner entre 300 y 500 huevos entre 5 y 10 días antes de morir. Tal como lo hemos destacado, mucho de eso depende de la temperatura y gran parte del desarrollo de huevo adulto dura 90 días a 18ºC y por 30 días a 30ºC.

¿Cómo eliminar la cochinilla algodonosa?

Necesitas 

  • Ajo 
  • Salsa picante
  • Agua

Procedimiento 

  1. Deberás mezclar en cantidades similares todos los ingredientes y posteriormente deberás aplicarlo en tu huerto.
  2. Puedes hacerlo con un atomizador para que te sea mucho más sencillo de hacerlo.
  3. Aplícalo hasta notar que ya se ha desaparecido, pero hazlo solo una o dos veces por semana.

Síntomas y daños de cochinilla algodonosa

La plaga de cochinilla algodonosa se alimenta de la savia de hojas, ramas y hasta frutos, lo que provoca una debilidad generalizada en la salud de la planta, resultando en distintos síntomas y daños directos e indirectos, por ejemplo:

  • Reducción del crecimiento general de la planta
  • Deformaciones de hojas, ramas y frutos
  • Manchas amarillas en las hojas y defoliación
  • Puede provocar caída de flores y frutos reduciendo la producción de frutales y hortalizas
  • Disminuye el valor ornamental de plantas de interior y bonsáis
  • Pueden ser vectores de virosis vegetales
  • Atraen otras plagas como las hormigas

Fuente: https://www.gastrolabweb.com/

Necesitas ayuda? Chatea con nosotros